Inicio Noticias

0 2941

Seguimos revisando las mejores historias de milagros navideños para fomentar el espíritu de colaboración y alegría de estas fiestas aún cuando ya pasaron los festejos. Hoy le toca el turno a un milagro navideño que enseña que el desprecio se paga caro. Es una historia de un bebé abandonado en la ciudad brasilera de Belém.

No impota que haya pasado hace casi un mes, la Navidad es una de las fiestas que más alegran los corazones en todo el mundo y por eso cada país tiene sus propias variantes a la hora de festejar el cumpleaños de Jesús. También hay quienes siguen celebrando fiestas paganas o simplemente los que se suman al espíritu navideño pero no son católicos.

Por supuesto, ya a estas alturas sabemos que buena parte de Asia y también algunos países de Europa han recibido el 2015, pero cada vez que llega una nueva etapa en el calendario con cambio de año incluido, todas las miradas se corren bien hacia el este en el mapa, dejándonos ver a los habitantes de la curiosa isla Kiribati, como los primeros en todo el mundo que tienen la suerte de darle la bienvenida al nuevo año.