Inicio Felicitaciones Navideñas

postal navideña

Aunque hoy en día la navidad ya no sea tanto de postales navideñas, porque la modernidad de la internet dio paso a una nueva modalidad en las felicitaciones, las tarjetas virtuales; durante algún tiempo las postales navideñas fueron uno de los detalles más emblemáticos de las fiestas y las celebraciones de un nuevo año. Aún se acostumbran en algunos países, y en otros ya no lo son tanto, pero siempre resultan evocadoras imágenes de paisajes navideños y mensajes de solidaridad y amistad con buenos deseos por un nuevo año. A ello hay que agregar la alegría de recibir un saludo que nos permite apreciar, que alguien nos recuerda en una fecha tan entrañable.

Calendarios de navidad

Cuanto más se acerca la Navidad, más importante es empezar a pensar cómo vamos a felicitar las fiestas a nuestros seres queridos, ya sean amigos o familiares.

Hacer tus propias felicitaciones de Navidad es una buena manera de mostrar a tus seres queridos tu cariño y buenos deseos. Al ser un regalo muy personal, es importante dedicar tiempo a pensar qué tipo de felicitación queremos enviar.
Una buena idea es aprovechar los materiales que tenemos en casa para hacer felicitaciones de Navidad únicas. Existen dos métodos para hacer tus propias postales:

– Hacer un diseño individual y personalizado para cada diferente destinatario

– Distribuir el mismo diseño personalizado a todos tus destinatarios

Ambas opciones son muy apropiadas para hacer llegar tus mejores deseos en una época tan señalada como es la Navidad. A su vez, ambas cuentan con ventajas y desventajas.

Hoy, en todo el país se respira ambiente de Fin de Año. Y es que no puede ser de otra manera, ya todos estamos preparando los últimos detalles de la cena, asegurándonos de que no faltarán las tradicionales uvas de la suerte con las que cada Nochevieja despedimos el año en curso y recibimos el nuevo año esperando suerte, los turístas también esperan el “gran momento”, especialmente en las principales cuidades de nuestro país, etc.

Inevitablemente la despedida del año en curso y el recibimiento del año que está a punto de llegar es un momento especial. Además, con el fin del 2010 despedimos la primera década del siglo XXI y comenzamos la segunda década del siglo.

Por cierto, ¿sabéis cómo se inició la tradición de despedir el año tomando 12 uvas en Nochevieja?. He aquí la respuesta.
La mayoría de las teorías hablan de una tradición española 100% que remonta al año1909, en Elche. Al parecer esta costumbre la iniciaron unos viticultores del Baix Vinalopó, que “inventaron” que comer las doce uvas en las 12 últimas campanadas del año traería suerte con el fin de dar salida a un excedente de cosecha.

Las uvas son la tradición por exelencia. Sin embargo, en los últimos años han cobrado fuerza otros “rituales” relacionados con la Nochevieja como por ejemplo: utilizar ropa interior de color rojo, realizar el primer brindis del nuevo años con cava e introducir alguna pieza de oro, etc.

brindis